25 de septiembre de 2012

Buscan narcofosa de “El Mateo”

No hay indicios de la supuesta narcofosa donde estarían enterrados Carlos Yair Cohuó Pérez, (a) “Satanás” y/o “Yair” y Jorge Antonio Villanueva Osorio, (a) “Camotes”, que en aseveración de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) con sede en Cancún, Mateo Gabriel Domínguez Bouloy, (a) “Mateo”, mandó ejecutar a estos tiradores.

Oficialmente se manejó el jueves anterior que Mateo Gabriel Domínguez Bouloy, (a) “Mateo”, había sido detenido en conocida avenida de la capital yucateca, al momento de estar acompañado por su lugarteniente José Francisco Cárdenas Gallegos (a) “Franco”, Miguel Angel Arjona García (a) “Chaparro”, Pedro Pablo Cárdenas Gallegos (hermano de “Franco”), James Domínguez Bouloy (hermano de “Mateo”), José Correa González, y Walter Canul Loeza.

Mateo Gabriel Domínguez Bouloy, (a) “Mateo”, José Francisco Cárdenas Gallegos (a) “Franco”, y Miguel Angel Arjona García (a) “Chaparro”, fueron los únicos trasladados al estado de Quintana Roo, concretamente a Cancún para ser puestos a disposición del ministerio público por acusaciones de secuestro en contra de ellos principalmente sobre “Mateo”, que presuntamente ordenó el mes pasado dos levantones en la isla de Cozumel de un par de narcomenudistas, Carlos Yair Cohuó Pérez, (a) “Satanás” y/o “Yair” y Jorge Antonio Villanueva Osorio, (a) “Camotes”.

En base a las declaraciones recogidas por el ministerio público de Cancún y atribuidas a “Mateo”, reconoció haber contratado a un sicario para ejecutar a los dos tiradores a los que la versión oficial confirma que les dieron muerte para finalmente enterrarlos en una narcofosa en el patio de una casa de seguridad que hasta el día de hoy inexplicablemente no ha sido investigada ni encontrada en el municipio isleño por autoridades de la PGJE que niegan tener conocimiento del asunto.

En el terreno de lo oficial “Mateo” aceptó haber ordenado estas dos ejecuciones, pero quedó flotando en el aire la ubicación de la supuesta casa de seguridad, pues ni siquiera la coordinadora de los ministerios públicos en la isla de Cozumel, Estela Tun Chan, ni el comandante de la Policía Judicial José Luis Reyes Pérez, tampoco el encargado del Servicio Médico Forense (Semefo) Arturo Navarro Vieira, tienen idea de donde pueda estar, porque los tres niegan haber sido informados por sus superiores acerca de este delicado tema o tener conocimiento, que de ser hallada la casa y los cuerpos les daría elementos de suma importancia para anexarlos al expediente en contra de “Mateo” y se despejarían el cúmulo de dudas generadas por este asunto que en vez de aclararse ha adquirido más opacidad.

Fuente: Por Esto!