16 de septiembre de 2013

Heredan autoridades un Cozumel lleno de paraderos

A unos días de concluir la presente administración municipal, que dejará una millonaria deuda, serán instalados 100 paraderos de autobuses (parabuses) y Mupis en diferentes sitios de la ciudad, algunos de ellos donde ni siquiera existe una ruta de transporte público.

Los primeros instalados ya dejan ver la falta de conocimiento del personal de la dirección de Desarrollo Urbano, ya que se han instalado con tan solo unos 50 metros de separación y bloqueando lo que se puede considerar como banquetas.

Hasta el momento las autoridades, por medio de la dirección de Desarrollo Urbano y del alcalde de Cozumel, Aurelio Omar Joaquín González, han culpado a la administración de Juan Carlos González Hernández por haber firmado una concesión que permite hoy la instalación de estas estructuras que contempla espacios para publicidad.

Sin embargó, ex funcionarios de la administración 2008-2011 aseguran que el contrato que se les atañe no fue firmado y que tras un periodo de tres meses de no llegar a un acuerdo, este fue cancelado en automático.

Las estructuras de hierro se han instalado en zonas como la avenida Carlos Antonio González Fernández. En esta avenida hasta la tarde de ayer había 13 y muchas en la zona en la que se considera peatonal, aunque no existen banquetas.

Otras seis más se pudieron detectar en la zona hotelera norte instalados junto a los restos de lo que fuera la infraestructura en un tramo de 4.5 kilómetros que puso en funcionamiento la ex Secretaría de Turismo Federal, Gloria Rebeca Guevara Manzo y el gobernador Roberto Borge Angulo el 6 de abril del 2011 y que costó 23.5 millones de pesos.

El beneficio económico para la comuna se desconoce pero según Aurelio Joaquín se pretende aplicar el cobro de derecho de vía pública, que dependiendo del lugar en el que se coloque, será de entre mil y dos mil pesos mensuales cada uno, sin tomar en cuenta a los Mupis, que no son otra cosa que el espacio en el que se coloca un cartel publicitario.


Fuente: Novedades de Quintana Roo